Movimiento ciudadano organizado que nació en diciembre de 2014 llamado Marcha de los Bastones, el cual decimos apoyar e integrar para dar una mayor cobertura y fuerza. Se planteó la inquietud respecto de la lentitud y timidez con que se llevan adelante las políticas sociales que buscan mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

Concretamente, planteamos como punto de partida, la necesidad de acelerar la presentación del proyecto de ley que permitiría crear una política nacional de transporte público para las personas mayores, anunciado a mediado de este año y que se transparente el trabajo que se ésta realizando en esta materia.

Es preciso señalar que la medida señalada es clave para dar efectivo cumplimiento a los compromisos internacionales acordados por Chile, sobre promover un “Envejecimiento Activo” en la población, ya que esto permitiría que las personas mayores no vean restringido el acceso a la movilización y a los espacios urbanos y desde este contexto la oportunidad que representa tener un pasaje rebajado significaría tener una mayor participación.

En todas las comunas del País se ha detectado que uno de los principales problemas que enfrentan las personas mayores, es la exclusión que viven al no estar presentes las condiciones necesarias para que se puedan desplazar libremente por la ciudad, lo que a su vez limita su potencial de envejecer activa y saludablemente, afectando con esto ampliamente su calidad de vida.

La jubilación no alcanzaría para cubrir los gastos familiares o personales. En algunos casos, si bien las personas tienen solventadas sus necesidades básicas, remarcan el hecho de que la pensión no les permite acceder a mejor calidad de vida puesto que no pueden satisfacer necesidades de corte recreativo y ven restringidos el acceso a espacios de socialización.

Por último, es fundamental comprender que los adultos mayores necesitan acceder físicamente a los servicios comunitarios y el acceso a la movilización los mantiene en contacto con sus grupos sociales de apoyo, sus pares y la comunidad en general. El contacto es fundamental para fomentar la inclusión de las personas mayores en nuestra sociedad, evitando que se aíslen y una posible dependencia temprana.

La intención es que el valor del pasaje se iguale con lo que pagan los estudiantes (vale decir, $210) y exigir que la medida se aplique en todo el país.

A Febrero de 2016, se ha logrado un pequeño paso, consiguiendo que las personas mayores puedan acceder en todo horario y con tarifa rebajada al Metro de Santiago. 

Aún queda mucho por avanzar, pero hoy contamos con la disposición del Gobierno para trabajar y concretar el beneficio para las personas mayores de todo el País.

 

CaolI33W0AEjOwn